¿Para qué se construyó la Gran Muralla China?

La Gran Muralla China fue construida para proteger al país de las invasiones extranjeras, sobre todo de los mongoles. La mayor parte fue edificada entre los años 221 a.C. y 204 a.C. durante el imperio de Shih Huang Ti. Al terminar, la muralla medía 6.000 kilómetros de longitud y tenía 6,5 metros de alto y 4,2 de ancho. Hoy día siguen en pie 3.500 kilómetros de la muralla original.